A-cero Tech, las casas industrializadas de Joaquín Torres

El estudio de arquitectura A-cero, dirigido por Joaquín Torres lanza al mercado un producto de Arquitectura modular, basado en los principios de la Construcción Industrializada.

El concepto de industrialización de la construcción engloba muy distintas tipologías, cuyo denominador común se basa en la ruptura con la construcción tradicional.

La finalidad es obtener las ventajas que ofrece un trabajo en cadena: una mejora de acabados, calidades, plazos de entrega, precio, etc. Es la especialización de cada fase del proceso constructivo, incorporando los avances tecnológicos y eliminando los tiempos muertos y los problemas derivados de las inclemencias del mismo. Estandarización, modularidad, tecnología, control de calidad y tiempos, mano de obra especializada, etc.

Podría compararse históricamente con las mejoras que introdujo Henry Ford en la industria del automóvil.

Esta forma de producir viviendas representa unas ventajas análogas a las de la producción en serie de cualquier otro producto, permitiendo no sólo una importante reducción de tiempos de ejecución, sino también una clara reducción de costes, un espectacular incremento de la seguridad laboral y una importante mejora en aspectos relativos a impacto medio ambiental, favoreciendo además el desarrollo de un fuerte tejido industrial a través de la propia fábrica.

P1230668

 

Uno de los aspectos más novedosos de este sistema de construcción es que no compromete el resultado final en cuanto a criterios de usabilidad, habitabilidad, calidad, o con respecto a la tipología de los materiales utilizados.

El Sistema de Construcción Modular está basado por la secuencia e interconexión de prismas regulares, los cuales mediante su combinación, permiten formar casi una infinidad de formas y usos, alcanzando prácticamente la totalidad de las necesidades de los usuarios.

images

Las ventajas de la misma, con producción en taller y montaje en obra, tiempos más cortos y mano de obra más especializada, incrementan los resultados en cuanto a calidad y precio del producto final no comparables con la construcción tradicional, exigiendo al tiempo un control mayor de las fases iniciales de diseño, dado que absolutamente todo debe ser diseñado y controlado de antemano, no existiendo lugar a la improvisación.

En esta apuesta por la construcción industrializada, inicialmente se desarrollan dos tipos de vivienda de 85 m2 desde 94.000€ y 107 m2 desde 118.000€, aunque en la actualidad existen ya más de 12 modelos de viviendas estandarizadas. Con este mismo sistema constructivo se pueden realizar modelos personalizados. Con un plazo de construcción de 20 semanas. Se entregan completamente equipadas y terminadas incluyendo baños, cocina, calefacción e iluminación. Además se ofrece la posibilidad de contratar interiorismo, paisajismo, cierre de parcela, piscina… etc

Tal y como indica el propio Joaquín Torres, este sistema no es exclusivo de la construcción residencial, sino que el mismo sistema puede ser aplicado a otras tipologías edificatorias tales como colegios, oficinas, residencias de estudiantes y ancianos…etc. Cualquier edificación es susceptible de ser industrializada.

Con este reto A-cero apuesta por popularizar el diseño y la calidad constructiva en la arquitectura, buscando que la arquitectura de diseño no quede relegada a una élite cultural y económica.

M11-19-PANEL_CAM01

 

FABRICA A-CERO TECH EN RIBARROJA – VALENCIA

  Inaugurada en Marzo de 2013, fue reformada corporativamente al exterior, transformando completamente su estado original.

Con una superficie de parcela de 10.000m2, y una superficie construida de 5.780m2, cuenta con cuatro entradas para camiones, seis puentes grúa, area con dotaciones para el personal y oficinas e instalaciones de 300 m2. Diariamente, en la fábrica trabajan unos 41 empleados y ésta tiene capacidad para abordar simultáneamente un total de seis viviendas.

Con una superficie de parcela de 10.000m2, y una superficie construida de 5.780m2, cuenta con cuatro entradas para camiones, seis puentes grúa, area con dotaciones para el personal y oficinas e instalaciones de 300 m2. Diariamente, en la fábrica trabajan unos 41 empleados y ésta tiene capacidad para abordar simultáneamente un total de seis viviendas.

El cambio en la fachada exterior es consecuencia de la adaptación de la misma a nuestra imagen corporativa. Así, el sello de marca y la identidad del estudio quedan reflejados en la elección de los colores blanco y negro y la proyección de bocetos de A-cero en el recubrimiento exterior de toda la nave.

ACERO FÁBRICA

Deja un comentario en: “A-cero Tech, las casas industrializadas de Joaquín Torres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *